Musas de oficina

La energía creativa puede impulsar la competitividad de tu organización. ¡Invoca a tus musas y déjalas trabajar!

Este año tu empresa ha sorteado toda clase de obstáculos. Ha sobrevivido con dignidad a la crisis financiera y a la influenza, pero no es suficiente. Ya tomaste algunas medidas (probablemente algunas no muy aplaudidas, como el último recorte), pero no es suficiente. Tu gente permanece laborando, cumpliendo lo que les pides, pero tampoco es suficiente.

Quieres más… deseas sobresalir, tener una posición privilegiada en el mercado, dar un mejor servicio y generar más ingresos.

Existen muchas estrategias para sobresalir, pero hoy escribiré sólo de una que me parece fundamental.

Acciones con valor agregado

Desde mi perspectiva, la inspiración y la energía creativa, pueden impulsarte a lograrlo todo.

Se trata de que tus acciones lleven un valor agregado. Que cada una de tus decisiones, genere un beneficio para la compañía y quienes la integran.

En definitiva, estamos halando de una actitud innovadora en tu trabajo.

Y ¿cómo lograrlo?

Aquí algunas sugerencias para que las musas te acompañen:

  • predicar con el ejemplo. El líder debe ser el primero en mostrarse creativo, proponiendo soluciones y tomando decisiones inteligentes. El verdadero líder no es un espectador
  • cambiar el enfoque. Seguramente habrá quien cometa errores en el camino, no lo magnifiques. Es preferible obtener un aprendizaje de cada experiencia y volverlo a intentar
  • trabajar en equipo. Las musas pueden aparecer en soledad, pero la conjunción de mentes creadoras seguramente te ofrecerán mejores resultados
  • romper las reglas. No sigas los estándares del pasado, sólo porque siempre lo has hecho así. Atrévete a buscar nuevos procesos de producción y prueba alternativas para el trato con clientes y proveedores
  • buscar soluciones. Evita ver un problema para cada solución, la intención es ofrecer respuestas a los retos que enfrenta tu organización. Los contratiempos son un llamado a trabajar con más fuerza y precisión
  • laborar en lo importante. A veces es mejor dejar lo urgente de lado y enfocarse en cuestiones de fondo. Quienes trabajan sólo en bomberazos, llegan a perderse, no olvides a dónde quieres llevar a tu corporación
  • motivar a tu gente. Es básico, porque sólo los colaboradores que se sienten parte importante de la compañía, tendrán el ánimo de aportar ideas. Puedes, por ejemplo, premiar las iniciativas que resulten viables (sobre esta propuesta, te recomiendo leer ¡Pregúntame patrón!)
  • escuchar. Esto es, no sólo los altos directivos tienen algo que aportar, seguramente muchos de tus empleados podrían decirte cómo mejorar. Establece canales de comunicación claros y abiertos con ellos
  • proteger la salud física y mental de tu capital humano (empezando por ti). Es mucho más fácil que te conduzcas con creatividad si te encuentras sano y descansado. Un colaborador enfermo o estresado puede cumplir sus tareas, pero no estará en condiciones de explotar su creatividad. Cuida y revisa constantemente aspectos de seguridad y salud en el empleo
  • crear el ambiente. Aquí no importa el tamaño de tu empresa ni su ubicación, lo indispensable es que el medio permita a tu personal concentrarse y trabajar en armonía. Definitivamente, un ambiente de trabajo hostil no genera creatividad. Evita hostilidades y chismes, une esfuerzos con apertura y comunicación, evita rompimientos
  • guiar a los demás. Si trabajas con inspiración, serás un buen lazarillo para los que se pierdan en la rutina laboral. De hecho, te convertirás en un factor de cambio indispensable para tu organización

Actualmente, las empresas sobresalen cuando intentan acciones innovadoras y permiten que la creatividad las oriente.

Te invito a que nos compartas ¿dónde están tus musas de oficina?, ¿qué te inspira?, ¿estás motivando a tus colaboradores para que aprovechen su energía creativa?, ¿es tu ambiente laboral un sitio propicio para ello?

Mientras lo haces, yo buscaré a mi musas laborales, quiero llevarlas a la próxima junta editorial.

Lo que no debes decirle a tus empleados

Relación de expresiones que los líderes de un equipo debieran mantener bien guardadas en un cajón

En Lo que no debes decirle al jefe nos divertimos con las frases que jamás debieran llegar oídos de nuestro superior.

Con el ánimo de tener una perspectiva completa de este ejercicio, ahora veamos la escena desde la óptica del empleador. La historia sería más o menos así:

Son las nueve de la mañana y estás iniciando la jornada del viernes. Anoche tuviste una fuerte discusión con tu esposa y todavía estás enojado. Quisieras servirte un café, pero la gastritis te recuerda que debes buscar otra opción.

Prendes tu “lap” y aparece el recordatorio de la junta con “los gringos”. Tu reporte está listo, ayer sólo le faltaba el vistazo final de tu asistente…. tu mano derecha.

Lo buscas, pero lo único que encuentras es un post-it en el que se lee:

Jefe: no encontré el archivo, creo que se borró. Pero no se preocupe, mañana llego tempranito para buscarlo. Saludos cordiales.

La frase sale espontáneamente de tu acongojado corazón patronal:

– ¿Se borró???… ¿llego tempranito??? … ¿así o más incompetente???*

*la frase ha sido matizada

No lo has notado, pero tu asistente está de pie junto a ti. Encontró el archivo en su USB, lo revisó en casa y trae copias de la versión final para ti y todos los gringos.

¡Ops! Trágame tierra…

Las expresiones de frustración y enojo pueden carecer de veracidad. Sin embargo, desmotivarán hasta al más fuerte de tus colaboradores.

Seguramente ofrecerás una disculpa y compensarás de alguna manera al afectado, pero si tu expresión fue muy dura, si agrediste la dignidad del colaborador, no hay mucho que hacer.

En todo caso, el incidente puede servir de pretexto para revisar el vínculo con las personas a tu cargo. No perdamos de vista que la comunicación es perfectible. Lo cierto es que existen ciertas frases que, aunque estén justificadas y tu alma te pida liberar, debes guardarte.

En boca cerrada…

Algunas expresiones a las que me refiero son:

  • lo bueno es que ya tengo a tu reemplazo
  • ¿y dónde dices que estudiaste, licenciado?
  • ¡n’ombre… si nada más tienes la cara!
  • si tú no entiendes, yo menos
  • ¿a poco te creíste lo de las horas extra?

Terminemos nuevamente con la parte divertida. Complementa este listado con las frases que jamás dirías en presencia de tus colaboradores.

¡Llegamos a la primera centena!

Este es el post 100 de Sólo personal autorizado. Muchas gracias por seguir leyendo y comentando. ¡Vamos por los siguientes 100!

Lo que no debes decirle al jefe

Subject: revisa nuevamente mi reporte

Son las nueve de la mañana y estás iniciando la jornada del viernes. La trasnochada te dejó de malas y el tráfico se encargó de aumentar tu incomodidad. Te sirves un café, tratando de aminorar el ayuno y ese fastidioso dolor de cabeza.

Prendes tu ’compu’ para revisar el correo y empiezas a leer el último mail de tu jefe. Pide que revises nuevamente el informe que presentará por la tarde (es la tercera vez que lo solicita).

La frase sale espontáneamente de tu acongojado corazón proletario:

-¿Oooootra vez? ¡Ya me tiene harto!-

No lo has notado, pero el autor del correo está de pie junto a ti.

.

¡Ops! ¿y ahora quién podrá defenderte?

Es un hecho, tu desliz de honestidad provocará reacciones.

En el mejor de los casos (y si tu empleador es objetivo) podría ser motivo para tener una reunión y revisar procedimientos. En el mejor-mejor de los casos, platicarán de cómo hacerte sentir bien en el trabajo y del manejo de tu estrés (seguramente, te recomendará dejar de fumar).

En el peor de los casos gritará mucho más fuerte que tú, exigiendo que hagas la revisión rápido y de buen modo. En el peor-peor de los casos, podrá amenazar con levantar un acta administrativa por desobediencia, si te niegas a hacer la revisión.

Lo cierto es que existen ciertas frases que, aunque estén justificadas y tu alma te pida liberar, debes guardarte.

.

En boca cerrada…

Aquí un breve listado de las expresiones a las que me refiero:

  • ¿de verdad crees que eso va a funcionar?
  • ¡si supieras que le estoy coqueteando a la competencia!
  • ¿en qué estabas pensando?
  • debo de empezar a buscar otro trabajo
  • ¡que mal chiste!
  • estoy aburrido, llevo días sin hacer algo
  • ¿y quién se supone que va a hacer esto?
  • últimamente cualquiera es jefe
  • y  eso que no sabes que estoy embarazada

.

Terminemos este post con la parte divertida. Complementa este listado con las frases que jamás dirías en presencia de tu empleador. ¡Seguramente tienes mucho que aportar!

No permitas que tu personal desafine

Los equipos de trabajo con alto desempeño, pueden sonar tan bien como una orquesta de cámara

¿Te imaginas si tu empresa fuera una orquesta?, ¿cómo sonaría?, ¿sería armónica?, ¿tendrías a un buen director?, ¿qué pieza estarían tocando en este momento?, ¿le gustaría al público su actuación?

Esta semana platiqué con Carlos Magaña, socio fundador de la firma de consultoría Prodefacthum. La charla me recordó lo factible que es vincular el arte con la administración de recursos humanos (una propuesta similar es la de Loida Ramos, que puedes leer en el post Cultívate y serás más productivo).

Este consultor explica el funcionamiento de los equipos del alto desempeño como si se tratara de una orquesta.

Desempeño = Resultados con valor agregado

Don Carlos asegura que el desempeño debe entenderse como resultados con valor agregado. En este sentido:

  • sólo se puede ser competente incrementando el valor de nuestros logros al mismo tiempo que reducimos la energía que dedicamos a la tarea
  • los conocimientos, capacidad y motivación, sino se acompañan de logros, son bajos desempeños
  • una deficiencia en la efectividad, siempre tiene como causa inmediata una deficiencia en los conocimientos, capacidad y motivos

El desempeño es un tema de diseño, no de echarle ganas.

¿Qué distingue a un equipo de alto desempeño?

Estos equipos, afirma mi entrevistado, tienen un objetivo en común y lo alcanzan con una visión del trabajo global. Es decir, procuran enfocarse en el cliente y en procesos clave y completos.

Para implementar un equipo de alto desempeño, la corporación debe generar aprendizaje organizacional y personal, además de instrumentar acciones para que el equipo sea capaz de auto administrarse e incorporar mejoras que lo fortalezcan.

La empresa con equipos-orquesta

¿Sabes de qué beneficios te pierdes si tu empresa no funciona con equipos de alto desempeño? Básicamente dejarás de obtener:

  • mejoras en el desempeño de la corporación, traducidas en mayor productividad y calidad
  • el valor generado por estos equipos y su adecuada protección
  • empleados que trabajen en función de procesos claves completos y para clientes internos o externos, fomentando en ellos una visión global del trabajo
  • retroalimentación para perfeccionar el ambiente social en la empresa, incrementando la motivación y satisfacción de los colaboradores


Desempeño organizacional en concierto

Si el tema te resultó interesante, puedes aprender aún más en la conferencia-concierto que darán Don Carlos Magaña y el Ensamble Ludere. Aquí el programa:

I. Cómo suena su empresa
Primer movimiento. Presto
II. Prerrequisitos para el trabajo en equipo
Segundo movimiento. Allegro
III. El Desempeño
Tercer movimiento. Presto
IV. Factores que generan el alto desempeño
Cuarto movimiento. Allegro Molto

La cita es el próximo 25 de junio a las 19.30 horas en el Hotel Marquis Reforma de la Ciudad de México.

Diseña tu orquesta

Pensando en que pudieras diseñar tu propia orquesta, ¿cómo sería? A mí me encantaría tocar el chelo y estar bien cerquita del director, ¿y a ti?

¡Utiliza los apoyos oficiales!

Sobrevivir a la crisis financiera es posible. Una opción consiste en aprovechar las ventajas otorgadas por el gobierno

Si te parece que nos encontramos en la peor etapa de la crisis económica, ésa no es una premisa comprobable. Lo único cierto, es que el panorama es incierto y que tu empresa necesita ahorrar para mantenerse competitiva y bien posicionada.

Antes de recurrir a medidas drásticas como el recorte de personal, te sugeriría revisar los apoyos que están otorgando los gobiernos federal y del DF.

Es muy probable que alguno(s) de ellos resulte(n) aplicable(s) a tu compañía. Aquí un listado a bote pronto de los más relevantes:

  • pago en parcialidades de impuestos retenidos y trasladados
  • acreditamiento de los excedentes del IETU contra ISR
  • condonación del impuesto sobre nóminas en el DF y Estado de México
  • modificación temporal de condiciones de trabajo (paro técnico)
  • beneficios en cuotas al IMSS (Aplicación de acuerdos del Consejo Técnico del IMSS)
  • 20% de exención de cuotas
  • pago en parcialidades de cuotas
  • beneficios Infonavit por contratación de trabajadores
  • medidas administrativas para evitar fugas de capital en la nómina
  • nuevo portal Pymes

Si quieres conocer de primera mano en qué consisten estos programas, cómo aplicarlos y sus consecuencias, te invito a que nos acompañes en nuestro próximo evento “Al rescate de las Pymes”.

La cita es el 16 de junio de 2009 en el Hotel Sevilla Palace de la Ciudad de México, a partir de las 8 de la mañana para que desayunes con nosotros y analicemos juntos cómo ayudar a tu empresa.

Más información en suscribetehoy.com y en los teléfonos 9177- 4342 y 01-800- 221- 67- 89; así como en el correo seminarios@expansion.com.mx

Al que no habla…

… Dios no lo escucha. El dicho sólo resulta viable si Dios está dispuesto a escuchar

.

Ayer asistí a la presentación de la película “Voces silenciadas, libertad amenazada.

Semillas, Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer, reunió a un público mayormente femenino, que disfrutamos de un documental inteligente.

La pieza aborda los casos de periodistas que han sido silenciados, desaparecidos o asesinados. Parte de la salida de Carmen Aristegui de W Radio y nos lleva a recordar los casos de Manuel Buendía, Lydia Cacho y Brad Will; entre otros.

Conmociona saber que incluso, las radios comunitarias, han sido objeto del silenciamiento.

Aquí una foto de la Directora del documental, Mari Carmen de Lara y Erika Tamayo, amable anfitriona de Semillas:

¿Censura en tu empresa?

Aunque el filme se enfoca en la censura y el oficio del periodismo, pienso que el tema de fondo es la comunicación.

De ahí, que se convirtiera en pretexto para trasladarlo a Sólo personal autorizado y evaluar la capacidad de comunicación en nuestras empresas. Esto es ¿existe censura en tu organización?, ¿es un espacio en donde las personas pueden expresarse con libertad?, ¿tus empleados tienen canales para manifestar sus inquietudes?, ¿qué seguimiento se le da a esas expresiones?

Una sugerencia

Si deseas mejorar la comunicación en tu empresa, aquí va una sugerencia simple y de bajo costo. Implementa un blog en el que se toquen temas de interés general.

A través de los comentarios, tus colaboradores podrán compartir sus preocupaciones, quejas y sugerencias. Se puede ocupar el mismo espacio para darle seguimiento a las peticiones. Con esta opción, la empresa demuestra claramente su interés en mantener el diálogo con su personal.

En el supuesto de que tu empresa no cuente con la infraestructura para intentar esta sugerencia, un simple buzón de sugerencias puede ayudar.

El dato curioso

En plena sesión de preguntas y respuestas, un asistente osó en felicitar a las mujeres que ahí nos reunimos por no habernos quedado en casa a ver telenovelas…. Sin duda, ¡la comunicación también tiene su lado oscuro!

Para obtener más información sobre este tema, te sugiero consultar las notas Comunicación en las empresas y Errores frecuentes en la comunicación en salud empresarial.com

¿Cómo anda la ética de tus empleados?

Un código de ética permite controlar a tu personal, fomentando la honestidad,  estabilidad y productividad en el empleo

Se dice que la implementación de un Código de Ética en las organizaciones, es parte elemental de las buenas prácticas corporativas.

Las empresas que adoptan estos códigos, afirman haber obtenido beneficios como incremento en la productividad y mayor estabilidad de su planta laboral.

Es el caso de General Electric (GE), corporación que ocupa el sexto lugar en el ranking de súper empresas 2009 de Expansión.

GE es líder en cuestiones de ética y responsabilidad social. Uno de los factores que le ha permitido enfrentar los tiempos de crisis es su normatividad de ética.

Beneficios

Un buen Código debe reunir los criterios, conceptos y actitudes que materialicen los valores básicos de cada organización. Sus reglas definen claramente lo que se espera de los trabajadores dentro de la corporación, cuál debe ser su comportamiento y lo que está prohibido.

Cuando las normas son claras y los colaboradores comprenden su alcance, de inmediato se produce una sensación de certeza. Así, los límites se marcan con transparencia y la organización puede convertirse en un buen sitio para trabajar.

En su entorno, las empresas que practican normas éticas se mantienen competitivas y se reconocen como competidores leales.

Sin duda, uno de los mayores beneficios de la ética en tu empresa es evitar las malas prácticas y fomentar el crecimiento integral de tu gente.

Algunos riesgos


¿Qué hacer para que el ordenamiento no se limite a ser un conjunto de buenas intenciones?

De inicio, me parece fundamental predicar con el ejemplo. Si la organización reconoce a la honestidad como un valor elemental para su buen funcionamiento, los primeros en conducirse así debieran ser sus líderes.

En temas de ética, no hay muchas opciones, sólo ser congruente con lo que se dice y lo que se hace.
Por ejemplo, para los empleados puede ser muy desconcertante enterarse de la comisión de un fraude dentro de su empresa. Significa ser traicionado en tu propia casa y difícilmente se recobrará la confianza y la fe en los valores corporativos.

¿Cómo anda la ética de tus empleados?

Es fácil saberlo. Si tu empresa ha sufrido alguno de estos percances, seguramente tus colaboradores requieren con urgencia de un Código de Ética:

  • fuga de información
  • robo hormiga
  • fraudes internos o a proveedores
  • pérdidas de objetos personales sin posibilidad de recuperarlos
  • abuso de medios electrónicos
  • mal uso de las herramientas de trabajo

¿Qué otros hechos te parece que relevan una falta de ética en las empresas? En tu organización ¿se aplica un Código de Ética?, ¿cómo ha funcionado? ¿Qué otras opciones pueden fomentar el comportamiento profesional del personal?

Más información sobre este tema en la nota ¡Benefíciate! Ten un código de ética en saludempresarial.com