Al que no habla…

… Dios no lo escucha. El dicho sólo resulta viable si Dios está dispuesto a escuchar

.

Ayer asistí a la presentación de la película “Voces silenciadas, libertad amenazada.

Semillas, Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer, reunió a un público mayormente femenino, que disfrutamos de un documental inteligente.

La pieza aborda los casos de periodistas que han sido silenciados, desaparecidos o asesinados. Parte de la salida de Carmen Aristegui de W Radio y nos lleva a recordar los casos de Manuel Buendía, Lydia Cacho y Brad Will; entre otros.

Conmociona saber que incluso, las radios comunitarias, han sido objeto del silenciamiento.

Aquí una foto de la Directora del documental, Mari Carmen de Lara y Erika Tamayo, amable anfitriona de Semillas:

¿Censura en tu empresa?

Aunque el filme se enfoca en la censura y el oficio del periodismo, pienso que el tema de fondo es la comunicación.

De ahí, que se convirtiera en pretexto para trasladarlo a Sólo personal autorizado y evaluar la capacidad de comunicación en nuestras empresas. Esto es ¿existe censura en tu organización?, ¿es un espacio en donde las personas pueden expresarse con libertad?, ¿tus empleados tienen canales para manifestar sus inquietudes?, ¿qué seguimiento se le da a esas expresiones?

Una sugerencia

Si deseas mejorar la comunicación en tu empresa, aquí va una sugerencia simple y de bajo costo. Implementa un blog en el que se toquen temas de interés general.

A través de los comentarios, tus colaboradores podrán compartir sus preocupaciones, quejas y sugerencias. Se puede ocupar el mismo espacio para darle seguimiento a las peticiones. Con esta opción, la empresa demuestra claramente su interés en mantener el diálogo con su personal.

En el supuesto de que tu empresa no cuente con la infraestructura para intentar esta sugerencia, un simple buzón de sugerencias puede ayudar.

El dato curioso

En plena sesión de preguntas y respuestas, un asistente osó en felicitar a las mujeres que ahí nos reunimos por no habernos quedado en casa a ver telenovelas…. Sin duda, ¡la comunicación también tiene su lado oscuro!

Para obtener más información sobre este tema, te sugiero consultar las notas Comunicación en las empresas y Errores frecuentes en la comunicación en salud empresarial.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s