El trabajo en los tiempos de influenza

Las autoridades sanitarias y del trabajo hacen sugerencias de acciones a implementar en los centros de trabajo, ¿serán viables?

CNN Expansión publicó la nota Las medidas anti influenza en el trabajo, en relación con las acciones dictadas por la Secretaría de Salud para garantizar la salud de los empleados y patrones. A esto se conjunta, que la Secretaría del Trabajo difundió la Guía para los Centros de Trabajo ante la Emergencia de Influenza, elaborada con el apoyo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ambos organismos han determinado la forma en la que se “sugiere” trabajar en adelante. Sin duda, lo que pretenden es crear una nueva cultura de seguridad e higiene en los centros de trabajo.
Aquí algunos ejemplos de estas medidas:

  • mantener una distancia de 2.25 metros para platicar
  • evitar compartir artículos de oficina como plumas, lápices, marcadores, CD, USB, etc. y en caso necesario, lavarse las manos después del contacto
  • no usar corbata, porque actúa como un reservorio de microorganismos
  • ventilar todas las áreas de trabajo, abriendo ventanas y permitiendo la entrada del sol
  • garantizar la disponibilidad de contenedores rígidos de basura con bolsa de plástico y tapa en todas las áreas
  • cubrir con manteles de tela las mesas y escritorios de trabajo. Lavar y cambiar a diario los mismos
  • si existe aire acondicionado, mantener el clima con una gradación entre los 24° y los 26° C y una humedad entre 50 y 60%
  • mantener limpios los objetos de uso común desinfectándolos tres veces al día

En la ya tradicional conferencia de prensa de Secretarios de Estado de hoy (4 de mayo), me sorprendió escuchar que la Secretaría del Trabajo inspeccionará a partir del próximo 6 de mayo el cumplimiento de estas sugerencias.

De inmediato me surgieron varios cuestionamientos ¿estas “sugerencias” tienen carácter obligatorio?, ¿estarán las empresas en condiciones de cumplirlas tan rápido?, ¿cómo enfrentarán los costos que ello representa?, ¿cuál será la sanción en caso de incumplimiento?, ¿qué autoridad se encargará de aplicar las penas?, ¿tendremos tiempo suficiente para difundir entre nuestros colaboradores los nuevos lineamientos y explicarles la importancia de su acatamieto?

Honestamente, no me imagino una corporación que pueda cumplir con todas estas indicaciones. La sola desinfección tres veces al día de “objetos de uso común” me parece una tarea, si bien importante en este momento, difícil de llevar a la práctica.

¿Estarán exagerando nuestras autoridades con estos anuncios?, ¿consideras que la implementación de estas acciones podría incrementar el miedo de los trabajadores a sufrir un contagio?

En otras palabras ¿hasta dónde llega la responsabilidad de la empresa para combatir la pandemia? y ¿hasta qué punto pueden obligarnos las autoridades a cambiar la forma de trabajar, aunque ello represente un costo importante para la organización?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s