¡Ponle un alto a la violencia laboral!

acoso (cnnexpansion.com)

En el post  Golpes ¿hasta en la empresa? cité algunos ejemplos de violencia laboral contra las trabajadoras y te invité a reflexionar sobre el fenómeno.

Si afortunadamente tú no has sufrido una experiencia de ese tipo, seguramente sí conoces a alguien que está en ese caso. Por lo tanto, esta entrada es para ti.

¿Cómo identificar actos de violencia en la organización?

No todos los casos se pueden calificar de violentos. Para hacerlo, podrías ocupar la definición propuesta en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia:

“… violencia laboral es la negativa ilegal a contratar a la víctima o a respetar su permanencia o condiciones generales de trabajo; la descalificación del trabajo realizado, las amenazas, la intimidación, las humillaciones, la explotación y todo tipo de discriminación por condiciones de género

Me identifico como víctima, ahora ¿qué hago?

Existen varias opciones que puedes agotar:

  • laboralmente: si te despidieron con motivo de género, el hecho se constituye en despido injustificado y te da derecho a demandar a la organización la reinstalación o el pago de una indemnización
  • civilmente: en caso de que se te niegue el empleo o bien, una oportunidad de crecimiento, se generan daños y perjuicios.

El daño puede ser material o psicológico, este último se sustenta con una pericial que demuestre la afectación que te causó la empresa. El perjuicio, por su parte, es el ingreso que dejaste de obtener como consecuencia de la discriminación laboral

  • penalmente: en casos extremos, y no por ello menos comunes, puedes llegar a sufrir un hostigamiento sexual. Es importante que sepas que el hostigador es una persona jerárquicamente superior a ti y que se vale de esa relación para asediarte. Si tienes pruebas sobre su comportamiento (testigos, videos, audios, correos electrónicos, etc.) puedes denunciarlo
  • ante organismos especializados: cabe intentar una queja ante la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), por discriminación entre particulares y la puedes interponer por correo electrónico (quejasyr@conapred.org.mx)

Por favor, ¡defiéndete!

Ninguna razón justifica que sufras violencia laboral y la mejor arma para defenderte es conocer tus derechos y hacerlos valer.

Si te interesa recibir asesoría para casos particulares, la Fundación Origen ofrece un excelente servicio de orientación legal sin costo. Los puedes contactar en el 55204421 (en la Ciudad de México) o en informes@origenac.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s