¿Y si me corto una mano?

finanzas_sanas (CNN Expansión)Hace algunos años conocí a un Director de Recursos Humanos que se desempeñaba en la industria automotriz. Programé una reunión para entrevistarlo sobre seguridad en el trabajo.

Irónicamente, su organización acababa de sufrir el fallecimiento de un colaborador y el tema salió a colación. El impacto en el ambiente laboral fue brutal, pues se comprobó que el incidente había sido provocado por el mismo operario.

Su intención era crear un riesgo de trabajo para obtener la incapacidad. Desafortunadamente, la ayuda médica llegó tarde y el hombre, que inicialmente se había amputado una mano, dejó de existir.

Un acontecimiento de esta naturaleza siempre tiene consecuencias para la empresa. Sin embargo, los accidentes de trabajo que no son precisamente incidentales obligan a la compañía a evaluar la vigencia y validez de sus condiciones laborales.

¿Qué podría llevar a una persona al extremo de provocarse un daño? ¿Se trata de un trabajador insatisfecho o es el reflejo de un ambiente laboral profundamente viciado? ¿Debiera la empresa prever estas situaciones valorando la salud mental de su capital humano?

Cada vez que recuerdo el caso se me enchina la piel. Honestamente, no logro entender a quienes no reconocen a la integridad física y la vida como valores fundamentales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s