Evaluaciones objetivas, mito empresarial

A ninguno nos place ser evaluados. Sin embargo, los instrumentos de calificación son indispensables para la toma de decisiones en cualquier compañía. Por lo tanto, pienso que son un mal necesario.

Me atrevo a escribir, y espero que estés de acuerdo conmigo, que no existe calificación libre de errores (salvo que se aplique a través de un procedimiento automatizado).

Aquí un breve listado de los defectos que he observado al momento de designar una calificación y cómo los expresaría el evaluador:

  • El que nace pa’ maceta… Lo que equivale a sostener prejuicios derivados de los resultados de evaluaciones anteriores
  • ¡Ese es mi gallo! En este caso, la calificación es asignada antes de evaluar (parece absurdo, pero muchos no asumen su predisposición a calificar positiva o negativamente al empleado)
  • Tu calificación no es buena ni mala, sino todo lo contrario. Con esta sabia premisa, se busca siempre el punto medio (aunque en el fondo, el resultado no le aporte nada ni al trabajador ni a la empresa)
  • Fue sin querer queriendo. Expresión usada por el evaluador que asigna calificaciones parciales, porque subconscientemente es muy exigente o muy benévolo
  • La chancla que yo tiro… Se refiere al calificador que, afectado por un reciente comportamiento del trabajador, le pone una calificación de suyo subjetiva

¿Cómo evitar estos deslices?

No existe una fórmula para convertirnos en evaluadores objetivos. De hecho, difícilmente estaremos libres de subjetividades. Por lo cual, sólo puedo hacer unas sencillas recomendaciones:

  • dale vuelta a la hoja. Una vez calificado, olvídate del asunto y no dejes que el resultado afecte las próximas evaluaciones
  • procura que tu simpatía o antipatía por los empleados no sea un factor a considerar
  • sé claro y valiente, sólo de esa forma la evaluación podrá convertirse en una crítica constructiva (no busques puntos medios)
  • analiza todas las calificaciones que otorgas y trata de identificar si tienes alguna tendencia para evitarla
  • evalúa globalmente, considera todos los factores que se manifiesten en el período a evaluar

Finalmente, tratando de ser objetivo, ¿qué otras recomendaciones agregarías a este listado? Más sobre este tema, en la nota Ejemplo de evaluación de desempeño, publicada en saludempresarial.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s