Archivo mensual: febrero 2009

¡Es injusto e inhumano!

Incio este post, ofreciendo una disculpa a los visitantes regulares del blog por salirme del tema usual. Sin embargo, sé que comprenderán que en ocasiones no es sólo válido, sino obligatorio, romper los esquemas para alzar la voz ante las grandes injusticias.

El hecho es que me considero respetuosa de la vida y la integridad de las personas y los animales. Actualmente patrocino virtualmente a Nina, una perra que perdió una patita y está bajo el resguardo de Casa Lulix.

Tristemente, me enteré ayer através de correos de amigos animaleros que el refugio canino de Javier Cervantes fue atacado brutalmente. Más allá de detallar lo sucedido, quiero aprovechar este espacio para denunciarlo y manifestarme en contra de la crueldad con que fueron tratados esos animalitos. No alcanzo a entenderlo y me siento profundamente indignada.

Desconozco quiénes lo hicieron y porqué. Lo único que sé es que no podemos permitir que esto vuelva a suceder y si se llega a abrir algún foro para manifestarse a favor de los animales, seguramente ahí estaré.

Creo que todos tenemos cierta responsabilidad desde el lugar en donde nos encontremos. Ahí, donde tú estés, seguramente podrás hacer algo… quizá puedas empezar por comentar lo ocurrido con tus contactos.

Si quieres tener más información sobre lo sucedido, puedes consultar los siguientes servicios informativos:

http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/94297.html

http://www.jornada.unam.mx/2009/02/25/index.php?section=estados&article=030n1est

http://www.cronica.com.mx/notaOpinion.php?id_nota=416958

http://www.wradio.com.mx/nota.aspx?id=768465

¿Estás seguro de que eres freelance?

Si trabajas desde casa, sin horarios ni jefes, probablemente seas un profesional independiente.
Aunque la independencia tiene sus beneficios (como la libre administración de los recursos), lo cierto es que también tiene su costo. Por ejemplo, quien te contrate no está obligado a proporcionarte seguridad social, ni prestaciones de previsión social. Por ello, puedes carecer de servicios médicos, vales de despensa, fondo de ahorro y un larguísimo etcétera.

Conoce tu terreno de juego

Actualmente es muy común laborar bajo la modalidad de freelance. Esto significa que prestas tus servicios a diversos clientes, con los cuales no estableces una relación de trabajo, sino un vínculo civil.
No siempre es fácil ubicar la especie de profesional que eres. De hecho, existen muchos casos en los que la empresa entrega honorarios, tratando de disfrazar una evidente relación laboral.
Entonces ¿cómo saber qué relación te corresponde legalmente? Es sencillo, eres un trabajador si:

  • prestas tus servicios personalmente,
  • la persona que te contrató te da indicaciones de modo, tiempo y lugar para realizar tus actividades (por ejemplo: tienes un control de asistencia y/o puntualidad, estás obligado a utilizar recursos determinados y cumples con un horario), y
  • recibes el pago de un salario

Como podrás observar, no es relevante si tienes un contrato firmado. En esta materia, los hechos determinan el régimen que te corresponde.
Si ya sabes que eres un trabajador, tus derechos y obligaciones mínimos están contenidos en la Ley Federal del Trabajo. Todo lo que incluya tu contrato laboral es adicional, pero no puede ir contra la Ley.
En caso de ser un profesionista independiente, la primera recomendación es tener un contrato que te permita delimitar derechos y obligaciones con tus clientes. A tal efecto, puedes ocupar el formato de contrato de prestación de servicios profesionales que ofrecemos en salud empresarial. Además, aprovechando que estás en nuestro portal, te sugiero leer la nota Profesionista vs comisionista.
Si quieres conocer los principales derechos de profesionales independientes y trabajadores no te pierdas el próximo post de Sólo personal autorizado.

¿El mejor trabajo del mundo?

En el sitio The Best Job in the World, se ofrece una vacante para cuidador de la isla de Hamilton en Australia. La propuesta es tentadora, el mismo portal asegura que se trata “del mejor trabajo del mundo”.
¿Te interesa? La idea es permanecer por lo menos seis meses en el paradisiaco lugar, para contarle al mundo lo maravilloso de la experiencia y de esa manera, fomentar el turismo. Si quieres conocer cuáles serían las responsabilidades, te sugiero echarle un vistazo al siguiente video:

¿Cuánto te ofrecen por tomar el “trabajito”? ¡La nada despreciable cantidad de 150 mil dólares australianos!
Quedan 3 días para presentar tu solicitud y dentro de los muchos datos que circulan en la red, se asegura que el sitio ha colapsado en diversas ocasiones, pues cada minuto aplican hasta 33 personas.
A pesar de mi tortuosa tendencia al vértigo, estoy considerando la idea, ¿y tú?, ¿realmente sería el mejor trabajo del mundo para ti?

¡Esquina bajan!

metrobusPara nadie es un secreto que transitar por la Ciudad de México representa un riesgo constante. A decir de los especialistas, vivir en este laberinto urbano puede ocasionar estrés crónico.
Sería interesante contabilizar las horas que perdemos en el tráfico y demandar del responsable su compensación por daños y perjuicios. Quizá el problema legal sería identificar al causante de la mala planeación urbana (lo que incluye por supuesto, la magnífica idea de iniciar obras simultáneas por toda la ciudad).
Mientras no contemos con medios de defensa efectivos en la materia, ¿crees que las organizaciones deberían de proteger a sus empleados del estrés vial?

Me parece que las empresas que se establezcan en las grandes ciudades, deberían considerar que este factor complicará la llegada y salida de su personal. Bajo tal premisa, podrían establecer acciones que compensen la complejidad del traslado, por ejemplo:

a. implementar rangos de tolerancia para la hora de llegada
b. crear jornadas que no impliquen transitar en las “horas pico”
c. permitir el teletrabajo, para aquellos colaboradores cuyas actividades lo permitan
d. fomentar entre los empleados, la costumbre de compartir el auto
e. si la compañía tiene varias sucursales, reubicar a los trabajadores en razón a su domicilio

Lo ideal sería que la corporación ofreciera el servicio de transportación de personal. Sin embargo, considerando la inversión que representa, habrá quienes lo consideren imposible (aunque el Gobierno del DF ya tiene una propuesta para hacerlo obligatorio).
Cabría hacer un estudio costo-beneficio, ya que el estrés en la planta laboral resta productividad, produce enfermedades generales y laborales, aumenta el ausentismo, afectando el clima laboral. Para muestra… te sugiero leer las notas El estrés ‘quema’ a los empleados publicada en CNNExpansión.com y Cómo prevenir el estrés laboral en salud empresarial.com

¡Todos para uno y uno para todos!

¿Te imaginas un evento en el que no se programen expositores y que la propuesta sea que todos pueden participar?

En primera instancia, mi prejuiciosa mente jurídica concluyó que aquello sería un desastre. Tuve que retractarme, pues el BarCamp (organizado por Tequila Valley) resultó no sólo ordenado, sino particularmente enriquecedor.

Para quienes no somos tecnólogos, este tipo de reuniones resultan sorprendentes desde su denominación (de primera instancia, pensé que me estaban invitando a una cata de tequilas en Jalisco). Afortunadamente alguien se dio a la tarea de explicarme que Tequila Valley es un grupo de emprendedores que ha formado una comunidad multinacional y multidisciplinaria interesados en tecnología (espero haberlo resumido bien).

La bondad de la reunión anual, a la que se le conoce en este círculo virtuoso como BarCamp, es que se contacta a quienes están normalmente atrás del monitor y eso permite establecer relaciones de trabajo, amistad y colaboración en todo sentido.

Mauricio Pastrana, uno de los organizadores, lo define diciendo: “… el Bar Camp es un congreso donde los asistentes comparten e intercambian conocimientos de software libre, desarrollo, lenguajes, programación, diseño, emprendimiento web, medios digitales y otros temas…”

No salgo de mi asombro. El ciclo de desconferencias me dejó un buen sabor de boca y me traje una gran lección: es tiempo de unir esfuerzos.

Mucho se escribe en estos días de la crisis y sus posibles soluciones. A mi me parece que los chicos del Tequila Valley lo tienen muy claro. La única manera de seguir trabajando, creando y desarrollando sueños es el trabajo en equipo.

En ese sentido, el tema me interesa muchísimo, pues uno de los grandes problemas en materia laboral es la carencia de este sentido de comunidad. No se trata de compartir una jornada y una rutina de trabajo, se trata de sumar o más que eso, de multiplicar conocimientos y experiencias para aterrizar aquellos sueños que nos permitan construir una mejor sociedad para todos.

Después de esta experiencia geek, me siento obligada a proponerte que reflexionemos sobre el tema:

¿cómo trabajas en tu organización?, ¿existe una sola cabeza para la toma de decisiones?, ¿qué has hecho para aportar nuevos esquemas?, ¿por qué no nos atrevemos a participar en equipos multidisciplinarios?, ¿llegará el momento en el que se aisle no logre sobrevivir?

Aún tengo mucho que aprender de los tecnólogos, pero esta primera incursión en sus territorios será difícil de olvidar. ¡Nos vemos en el próximo BarCamp!

¿Eres Leo? ¡Estás contratado!

La agencia EFE difundió esta semana la noticia de que una empresa austriaca está seleccionando a su personal, acorde con el signo zodiacal de los candidatos.

A decir de la organización, existen cinco signos que coinciden con los mejores empleados y por lo tanto, sólo contratan a personas capricornio, tauro, acuario, aries o leo.

Si la mayoría de las corporaciones aplicaran este criterio, los piscianos y otros muchos otros inocentes más, quedaríamos automáticamente descalificados para encontrar empleo. ¡Que injusticia!

Dime qué signo eres y te diré si te contrato

Me confieso escéptica en relación con las predicciones astrales (en realidad creo más en el poder del libre albedrío). Sin embargo, muy a mi pesar, también pienso que las condiciones planetarias al momento de nacer de alguna manera marcan la personalidad. El hecho me angustia, ya que por momentos pareciera que estamos determinados a ser y actuar de determinada manera y eso, francamente, resta libertad.

Si es cierto que quienes compartimos un mismo signo zodiacal, compartimos también ciertos rasgos de personalidad, tendríamos que dar por hecho que también existen grados de compatibilidad con personas de otro signo.

Por lo tanto, pareciera que este criterio de selección de personal no es tan descabellado, cuando en el fondo se busca establecer un equipo de trabajo armónico.

Aún con estos argumentos, no logro admitir del todo la posibilidad de quedar descartada por un hecho tan circunstancial como la fecha de nacimiento. Sigo pensando que es un criterio discriminatorio y por lo tanto, violatorio del derecho más elemental a conseguir un empleo. (¡Ni hablar! los piscis somos un poco necios y cuando estamos seguros de algo, lo defendemos a morir).

Además existen pautas más relevantes para conseguir un buen colaborador: habilidades, experiencia, conocimientos y actitud. Me niego a creer que sólo una porción del universo de los trabajadores sean realmente valiosos.

Finalmente, no importa tu signo zodiacal o la compatibilidad con el mío, en este espacio lo más relevante es tu opinión: ¿consideras que los factores ligados a la personalidad deben jugar en la selección de tu personal? ¿qué otros criterios serían más objetivos para calificar a tus candidatos? y ¿cuáles deberían de limitarse para evitar la discriminación laboral?

¡Descanso a la vista!

Desempleo, desilusión… desánimo. Bien vale la pena darnos una pausa para descansar de este vertiginoso inicio de año

Empleados o no, creo que todos compartimos una sensación común ¡necesito un descanso!
Y es que una vez que nos sumamos a la dinámica diaria es difícil parar, pero sin duda resulta muy sano hacerlo. A pesar de que el reloj biológico pueda traicionarte y no dejarte dormir una mañana completa, los fines de semana largos son –para muchos– un oasis.

Por fortuna, la conmemoración del 5 de febrero nos dará una pausa. Es el primero de los tres holgados fines de semana que tendremos en 2009, los demás son:

* tercer lunes de marzo, es decir el día 15 (en lugar del 21 que conmemora el natalicio de Benito Juárez), y
* tercer lunes de noviembre, es decir el día 15 (en lugar del 20, Aniversario de la Revolución Mexicana)

Si quieres agendar de una vez todos los días de descanso que prevé la Ley para este año anota también: 1° de mayo (Día del Trabajo), 16 de septiembre (Aniversario de la Independencia), y 25 de diciembre (Celebración de Navidad).

Recuerda que si tu patrón te pide que labores cualquiera de estas fechas, deberá cubrirte un salario doble adicional al que normalmente percibes (así lo señala el artículo 75 de la Ley Federal del Trabajo).

Los fines de semana largos se crearon, a decir de la autoridad, para alentar el turismo, la convivencia familiar y evitar afectación a la productividad laboral (evitando los “puentes”). Sin embargo, pienso que esta ocasión se trata de una gran oportunidad para despejar la mente y cargar energía, ya que en estos momentos es importante mantenerse activo, alerta y animado.

Finalmente, ¿piensas que sería conveniente que las empresas otorgaran días de descanso adicionales a los legales? La inactividad en días como el 10 de mayo o el 12 de diciembre podrían ser una opción.