Archivo mensual: octubre 2008

¡Quiero mi calaverita!

pies-morgue- (cnnexpansion.com)

La terminación de una vida siempre es lamentable. Los lazos de amistad y compañerismo pueden convertirlo en un proceso todavía más doloroso.

Quienes hemos sufrido la experiencia de perder a un colega, sabemos que el ambiente laboral se enrarece. Sin duda, la reacción de la empresa es fundamental para lograr una recuperación total del capital humano.

Nada compensará la ausencia física de las personas, pero existen alicientes como la cercanía de la organización con la familia. Más allá del otorgamiento de las prestaciones legales derivadas del fallecimiento de un colaborador, pienso que es tarea de las corporaciones actuar con oportunidad.

¡Precisamente en esos momentos debe demostrar su calidad humana!

Sé de algunas empresas que proporcionan asesoría psicológica a sus empleados y de otras, en las que se prevé una ayuda económica (extra-legal) para los deudos.

A veces un pequeño detalle como un comunicado en homenaje al fallecido, puede marcar la diferencia.

¿Qué medidas debería tomar tu compañía, ante la muerte de un compañero de trabajo? ¿Qué acciones sugerirías cuando se trate de  tu fallecimiento?

¡No te hagas el muerto!

Desde el punto de vista personal, no se vale hacerse el muerto. Conviene tener papeles e información en orden y actualizados.

Tu familia debería saber lo que quieres que suceda con tu patrimonio e incluso, con tu cuerpo, cuando dejes de existir.

Son muchos los elementos que pueden ayudar a tus seres queridos: tener un testamento, no dejar deudas, renovar los seguros de vida. Sin duda, las acciones oportunas permiten cerrar ciclos con mayor tranquilidad.

Si quieres darme mi calaverita, tus comentarios serán la mejor retribución que pueda recibir. A cambio, va mi deseo de que este Día de Muertos sea motivo de para recordar con alegría a aquellos que ya no están con nosotros.

¿Eres un verdadero líder?

deepak-chopra-ap

Ayer asistí al Foro Mundial de Liderazgo, organizado por la firma HSM y tuve la oportunidad de escuchar la ponencia de Deepak Chopra titulada “El alma del liderazgo”.

Sin duda, además de ser un gran orador, el Doctor Chopra tiene un magnetismo impresionante. La experiencia de escucharlo fue realmente reveladora. Te comparto algunos puntos para la reflexión.

Acorde con este filósofo moderno, los grandes líderes se dan un tiempo para meditar en silencio. Ocupan estos espacios para hacerse preguntas como ¿quién soy?, ¿cuál es mi contribución al mundo?, ¿cuáles son mis habilidades y cómo puedo usarlas en beneficio de los demás?, ¿qué me inspira?, ¿quiénes me inspiran?

Chopra afirma que los grandes líderes son el alma de una colectividad… el ejemplo a seguir.

En el ámbito empresarial, el líder debe solucionar las necesidades básicas de sus empleados como seres humanos. Esos requerimientos son: seguridad, recompensa, amor y sentido de permanencia, valor y autoestima, expresión creativa, orientación y, trascendencia. Para saber si eres un verdadero líder, bastará con plantearte las siguientes cuestiones.

Mis empleados:

  • ¿se sienten seguros en la organización?
  • ¿son reconocidos objetivamente por sus logros y esfuerzos?
  • ¿se reconocen como parte importante de la compañía?
  • ¿saben que son valorados dentro de su grupo de trabajo?
  • ¿tienen espacios para expresar su creatividad?
  • ¿reciben orientación para su desarrollo personal y profesional?
  • ¿están trascendiendo en la corporación?

Date el tiempo de hacer este ejercicio. En verdad, ¡vale la pena!

Para leer más sobre la ponencia de Chopra en el Foro Mundial de Liderazgo, puedes consultar Los 6 consejos para ser un buen líder en cnnexpansion.com

Invitación

El lunes participé en el programa de radio “Historias de todos”, patrocinado por la Asociación De Hijos y Padres. La entrevista llevó por título “Confianza, reconocimiento y responsabilidad en las relaciones laborales” y se transmite el jueves 16 de octubre de 2008, por Radio Centro (1030 de AM), a las 5 de la tarde. También se puede escuchar por Internet.

¡Extra, extra! Mi empresa se fusiona

“Las especies que sobrevivieron

no fueron las más fuertes ni las más inteligentes,

pero supieron adaptarse”

Charles Darwin

Es un hecho. La apertura económica mundial, está obligando a las empresas a cambiar sus estrategias para competir.

La tendencia apunta a unir esfuerzos, ya sea para crear nuevas compañías o simplemente para desarrollar un negocio.

El simple anuncio de la fusión puede cambiar la vida de muchos y por ello, crea tensión en el ambiente laboral. No es para menos, el cambio organizacional llevará consigo varios ajustes y muchos temerán que su empleo vaya de por medio… El miedo está en el aire.

ansiedad CNN Expansión

¡Que no cunda el pánico!

Los cambios pueden significar nuevas oportunidades de desarrollo. Desde mi punto de vista, la fusión de tu empresa, es un reto de adaptación interesante.

Para enfrentarlo, sugiero tres acciones básicas:

  • aprovecha el período para hacer una autoevaluación de resultados y plantéate nuevos objetivos personales y profesionales
  • pídele a tu superior una retroalimentación de desempeño y comenten los resultados
  • con la información anterior, decide si quieres permanecer en tu empleo. Si la respuesta es afirmativa, diseña un plan de acción, definiendo claramente lo que aportarás al proceso de fusión

Considerando la actual crisis financiera mundial, pienso que la búsqueda de un nuevo trabajo es una opción arriesgada. No quiero decir que debas aferrarte a tu puesto a toda costa (mucho menos si eres víctima de abusos, discriminación o acoso sexual).

Si la fusión te permite conservar tu puesto, la opción más viable sería adaptarte… Según Darwin, esa es la vía para sobrevivir.

Sobre el tema, sugiero leer la nota Asegura tu trabajo frente a una fusión, publicada en cnnexpansion.com

Y consiguieron su trabajo ideal

gente especial (cnnexpansion.com)

Estas dos historias de vida, físicamente alejadas, tienen una magia en común que no puedo dejar de compartir.

Primero conocí a Raúl Maldonado, emprendedor mexicano cuya oficina central se ubica en Guangdong, China. Tuve el gusto de entrevistarlo para nuestra editorial y me contó emocionado del éxito que Maldom Group, su empresa, está teniendo en ese continente.

Unos días después platiqué con Laura. Ella es una chica cuya alegría por vivir, me hizo olvidar el padecimiento que afecta su pleno desarrollo mental. También entusiasmada, me aseguró que había conseguido un excelente trabajo.

Pienso que Raúl y Laura tienen mucho en común:

  • él tenía muy claro lo que quería conseguir: hacer negocios en China. Ella también: un trabajo de medio tiempo, con buen ambiente laboral y paga de por medio
  • él se atrevió a enfrentar barreras culturales para poner su empresa, ella superó obstáculos sociales para obtener un empleo
  • él supo aprovechar las oportunidades del mercado y hoy amenaza a sus competidores; ella encontró una empresa socialmente responsable que le dio la oportunidad de sentirse útil
  • aunque se desenvuelven en ambientes distintos, los dos aseguran tener el trabajo ideal

Un curioso dato al calce

Laura soñó con un trabajo ideal y construyó un modelo tan real, que incluso determinó que quería tener compañeros bien parecidos. Quizá no me lo creas, pero en su trabajo actual ¡está rodeada de chicos guapos!

Más que suerte, pienso que estas historias dejan una gran lección: saber lo que se quiere y actuar hasta conseguirlo.

¿Tienes el trabajo ideal? En caso de no tenerlo, primero te preguntaría ¿qué características debe tener ese empleo? y segundo, ¿qué has hecho para conseguirlo?

Para conocer más a Raúl Maldonado, te sugiero leer la nota Emprender en Asia sí es posible publicada recientemente en saludempresarial.com

Romeo y Julieta ¿en tu oficina?

trabajo (cnnexpansion.com)

Una buena amiga sostiene que la convivencia diaria, generalmente provoca enamoramiento. Está convencida de que las metas y problemas en común transforman la camaradería en romance.

Se trata de una relación que, en otro contexto, difícilmente se hubiera dado…. ¡Oh cruel, cruel destino!, diría Romeo.

Más allá de cuestionar la conveniencia de estas relaciones, me interesa plantear su factible regulación. Sobretodo, porque  los romances de oficina pueden mermar la productividad de los involucrados.

La Ley Federal del Trabajo no contiene prohibición expresa. Por lo tanto, las empresas que regulan este aspecto, lo hacen a través de su Reglamento Interior de Trabajo.

Algunas organizaciones han optado por prohibir las relaciones sentimentales entre su personal, lo cual puede generar el efecto contrario: lo prohibido es lo más deseado. Para otras compañías, el tema no es tan relevante y carece de sanción.

Personalmente optaría por una tercera alternativa: apelar al comportamiento responsable y ético de tus empleados. Esto es, dejar en claro lo que se espera de ellos dentro de la corporación.

Si mi amiga tiene razón… ¡Oh cruel, cruel destino!, todos somos candidatos a involucrarnos sentimentalmente en el trabajo y en ese sentido, conviene conocer las reglas corporativas del juego.

¿Consideras que sería conveniente sancionar el romance de oficina en tu organización?, ¿regularías de la misma manera las relaciones sentimentales entre empleados del mismo sexo?

Sobre el tema, cnnexpansion.com tiene una nota interesante que deberías consultar: Mucho amor, poca labor

Anótate un hitazo con el coaching

beisbol (cortesia)

La semana pasada asistí al Congreso Internacional 2008 de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

El evento reunió aproximadamente a 3000 asistentes y permitió el análisis de temas ya tradicionales como capacitación, seguridad industrial, selección de personal; entre otros.

Sin embargo, en ponencias, stands y hasta en las pláticas de café, identifiqué un tópico constante: el coaching.

Se trata de una estrategia que en algunos casos conforma parte importante de las políticas organizacionales actuales.

Más allá de ser una moda, el coaching es una herramienta que impulsa el crecimiento del capital humano.

Particularmente, entiendo mejor el término trasladado al béisbol. Si el equipo tiene un buen coach, es muy probable que sea exitoso. Es curioso, aunque este líder no entra al juego, sí tiene un rol fundamental. Permanece al lado del campo, dando instrucciones precisas y oportunas a sus jugadores.

A veces, conectar un hitazo depende de un buen coacheo y así es en la empresa también.

Si en verdad pretendes que tu compañía se posicione mejor, necesitas invertir en tu gente y una buena manera de hacerlo es a través del coaching. Algunas bondades que puedes obtener de esta práctica son:

  • favorecer la retroalimentación de tu personal y con ello, el impulso de sus talentos
  • fomentar el aprendizaje de los errores cometidos y sobretodo, evitarlos
  • soportar el cambio de ejecutivos, ya que a altos niveles, el coaching identificará líderes y para colocarlos estratégicamente en tu organigrama
  • incrementar resultados, superando problemas interpersonales y logrando coordinar al personal en beneficio de tu empresa

¿Cuántos hits anotó hoy tu compañía? ¿Qué  es lo que grita tu coach al lado del campo de juego? Quizá es la voz que necesitas para ganar el partido y bien vale la pena escucharla.

Si quieres leer más sobre coaching, te sugiero las notas ¿Qué le impide crecer a tu empresa? publicada en cnnexpansion.com y Nuevos conceptos de gestión y empresa en saludempresarial.com